Portada de la web Alma Mater Hispalense
Historia de la Universidad de Sevilla
Patrimonio histórico-artístico de la Universidad de Sevilla
Las sedes históricas de la Universidad de Sevilla
Historia:

 

La antigua Universidad de Osuna (Sevilla)

Historia de la universidad de Osuna | El Edificio: descripción e imágenes | Los estudiantes | Biografía del fundador | El leitmotiv y patrimonio fundacional | La extinción de la universidad

fachada
Fachada principal de la antigua universidad de Osuna, en el cerro del Higueral, hoy centro universitario desde 1996

El 10 de Octubre de 1548 el Papa Paulo III promulga la Bula "In Supereminenti Apostolicae Sedis", por la que se autoriza la erección en la villa de Osuna de un Estudio General, bajo la advocación de la Pura y Limpia Concepción de la Virgen María, a quien el fundador tenía especial devoción. Por ello en un documento rectoral de 1820 figura que "se denomina Colegio Mayor y Universidad Literaria de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora" (ver nota*). Así pues, el Colegio-Universidad ursaonés fue una institución pontificia y tal vez fuese ello uno de los motivos para que se considerase menor.

La petición de esta autorización partió de don Juan Tellez de Girón, IV conde de Ureña y padre del primer duque de Osuna, que pretendía fundar en la capital de sus estados un Colegio Mayor y una Universidad siguiendo el modelo de Alcalá de Henares, en el que los estudiantes pudiesen obtener grados que tuviesen la misma validez que los de "Bolonia, Salamanca, Alcalá de Henares y otros estudios generales suelen conceder, con los mismos honores y prerrogativas de ellos".

No llegó la universidad a tener el reconocimiento real, tan sólo el pontificio. En su testamento, el fundador encarecía a su hijo, futuro I Duque de Osuna, a que la obtuviera, pero no hay prueba alguna de que se consiguiera; ello se echa de ver cuando con motivo de un pleito en el Consejo de Castilla se pide la documentación. Sin embargo, aún puede verse a la entrada del edificio, en el muro izquierdo, una enorme y lujosa inscripción que lo proclama. Igual ocurrió con otras universidades menores como la de Almagro; la misma de Sevilla, fundada por el arcediano Fernández de Santaella en 1505, no tuvo dicho reconocimiento hasta 1551 por cesión del ayuntamiento.

El día 8 de diciembre de 1548 se bendijo la capilla del edificio por don Sancho Trujillo, Obispo de Marruecos y canónigo de la Catedral de Sevilla, que fue además primer colegial. El edificio fue costeado y dotado en exclusiva por el citado conde, cuya familia era una de las más ricas de España.

Tuvieron sede en ella quince cátedras mayores en la Universidad y ocho menores en el Colegio, agrupadas en torno a las facultades de Teología, Derecho (Cánones y Leyes), Medicina y Artes. Fue la de Teología "la más atendida" desde su fundación y la más concurrida. No olvidemos que su objetivo, como la de Alcalá de Cisneros, es formar "los mandos de una Iglesia más digna de Cristo". Como el fundador gozaba de muy buenas relaciones con determinadas órdenes religiosas -dominicos, agustinos, franciscanos y carmelitas-, procuró que entre todos ellos se repartieran las cátedras de esta Facultad. La Facultad de Medicina siempre impartió clases teóricas pues no tenía anfiteatro anatómico. En cierta época fue muy concurrida y por sus aulas pasaron médicos de bastante renombre como Gudiel o Solano de Luque. La Facultad de Artes, preparatoria a la de Medicina y Teología, funcionó normalmente como fue estructurada, sin más innovación que la cátedra de Matemáticas creada por Felipe II.

claustro
Hermoso patio central porticado de la antigua Universidad de Osuna (otro ángulo)

Francisco Maldonado fué su primer rector (1549-1553) y Diego Ramirez el último (1821). En su mismo edificio, debidamente reformado y adaptado a las necesidades de una enseñanza superior moderna, alberga desde 1995 los servicios comunes y los aularios del área jurídico-económica de la Escuela Universitaria de Osuna.

Parece que tenía poco prestigio si hacemos caso a Miguel de Cervantes que escribió en referencia a su nivel de enseñanza: "En Osuna y Orihuela todo cuela". Tres veces hizo referencia en sus obras a la universidad de Osuna y nada positivamente. Rodriguez Marín, en un artículo de 1889 (1), cree adivinar las razones subjetivas que tenía Cervantes para hablar así. Asegura que el abuelo de Cervantes, don Juan, fue Corregidor en Osuna y de seguro no le fue bien. Otro argumento que expone es que fue el mismo Cervantes recaudador de Alcábalas en Estepa (a tres leguas de Osuna) y aún hay otro, que el duque de Osuna, el Gran Duque, favorecía a Quevedo y no a él.

Pero la mala fama no la inventó Cervantes. También Torres Villarroel, a fines del s. XVIII escribía:

"Graduóse entre gallos y medianoche y comprando la borla incurrió en una simonía civil de las muchas que se cometen en la Corte, adonde vienen a recuas los mulos cargados de panzas de doctores, licenciados y bachilleres de las Universidades de Sigüenza, Osuna, Irache y otras de la propia harina".

Esta cita prueba que la de Osuna no hizo ni más ni menos que otras de la misma época; no faltaron ejemplos en la de Maese Rodrigo (Sevilla) cuando las arcas flaqueaban, como en la de Osuna. Así vemos al Rector del Colegio-Universidad de Sevilla en 1724 dirigirse al Regente de la Audiencia, cuando éste le insta a que cumpla los estatutos, pidiendo se le exonere de la realización de exámenes, poniendo como ejemplo precisamente a la universidad de Osuna. En Sevilla se hace preciso dar las máximas facilidades a los estudiantes, ya que

 "estrechándose a los graduados más de lo ordinario... se acabará de perder esta Universidad, no teniendo ésta otras rentas que el corto ingreso de los grados que la mantienen, no siendo esto lo peor, sino que teniendo como tiene otra a distancia aún no de dos jornadas, que está en la villa de Osuna, en que no aviendo, como no ay, concurso de estudiantes, es de creer que, o por atraer individuos a ella o por lo cómodo de los grados, y por no perder la memoria de conferirlos, se permita lo que en esta de V.M. no se imaginaría, siendo por esto mi ánimo de suplicar a V.M. permita abuso en esta Universidad..." (3)

Increíble, pero cierto. Lo que importa a la Universidad hispalense, como a otras muchas, no es la enseñanza ni la escolaridad ni los mismos grados en sí, sino las rentas que éstos producen. Por ello se solicita no la obliguen a examinar, como tampoco lo hace la de Osuna, porque esto ahuyentaría a los estudiantes, y en último extremo, las "propinas" obligatorias. Se comprende ahora como, a fines del XVIII, los ilustrados de Carlos III (con Olavide al frente) intentaron reformar la universidad.

No obstante hay que señalar que, a pesar de todo, en ella estudiaron destacados personajes como Rodrigo Caro, Vélez de Guevara o Blanco White.

Resistió la universidad de Osuna hasta la reforma de 1807 del ministro Caballero, en que se suprime junto con otras diez universidades menores como la de Baeza. Sus rentas y grados se agregaron a la Universidad de Sevilla. A pesar de la formal supresión siguió funcionando mal que bien hasta la irrupción de las tropas francesas en 1810, en que el edificio fue ocupado y convertido en cuartel galo. Continuó tras la guerra muy precariamente hasta 1824 en que es definitivamente clausurada.


Notas:

(*) Carta del 15-9-1820 que el rector y claustro envían al Ayuntamiento ursaonense defendiéndose del inminente cierre que suponía la Real Orden de 19-5-1820. Pero la devoción a la Purísima fue una señal de identidad del Colegio-Universidad. Así, en una carta de 1617 a Felipe III sobre el misterio se afirmaba: "..acudir a la obligación...de suplicar a su Santidad defina el misterio de la Concepción de la Virgen Nuestra Señora, por ser ésta la advocación desta Universidad y Colegio Mayor, a cuia defensa desde su erección todos no obligamos como juramento"
(1) Rodriguez Marín, F.: "Apuntes y documentos para la historia de Osuna", Imprenta de M.Ledesma Vidal. Osuna 1889
(2) Torres y Villarroel, D: "Obras completas, Madrid, 1794-1799, págs. 227-228
(3) Cita recogida por Aguilar Piñal en su libro "La Universidad de Sevilla en el siglo XVIII..." (bibliografía)

 

Para saber más...
"El Colegio-Universidad de Osuna (1548-1824)", Mª Soledad Rubio, Sevilla 1976
El Colegio-Universidad de Osuna: revista Aparejadores nº 55, mayo 1999
Osuna: enclave renacentista y barroco: revista Aparejadores nº 55, mayo 1999
Sobre la Universidad de Osuna, en esta web:

Historia de la universidad de Osuna | El Edificio: descripción e imágenes | Los estudiantes | Biografía del fundador | El leitmotiv y patrimonio fundacional | La extinción de la universidad

página anteriorpágina principal
Sobre la Universidad de Sevilla: boton historia boton patrimonio boton sedes Historia Sevilla Presentacion
  "Historia vitae magistra" (Cicerón) Página personal © Alfonso Pozo Ruiz
Enviarme un correo electrónico Miembro del Comisariado del V Centenario Universidad Sevilla y autor de la sección histórica de la web institucional www.quintocentenario.us.es