Portada
Historia de la institución
Patrimonio histórico-artístico

San Joaquín y Santa Ana Maestra, s. XVIII

San Joaquín y Santa Ana, Maestra
obras anónimas sevillana, de primera mitad del siglo XVIII
esculturas en madera policromada, de 0,81 y 0,71 m de alto
Capilla de la Universidad

San Joaquín

En origen formaba parte del programa iconográfico desarrollado en el altar de la Anunciación, situado en la nave lateral derecha de la capilla de la Real Fábrica de Tabacos. Según las indulgencias concedidas por los Arzobispos de Sevilla y Santiago de Compostela en 1784, a San Joaquín corresponden 160 días por un padrenuestro y un avemaría.

San Joaquín hace pareja, conforme a la iconografia tradicional del tema, con Santa Ana Maestra. El basamento, jaquelado, a juego con el de Santa Ana, reproduce una solería de baldosas blancas y azules.

Santa Ana, Maestra

Sobre una plataforma ajedrezada, que semeja una solería de baldosas blancas y azules, se situa San Anta, sentada, enseñando a leer a la Niña María. La madre, por su condición de mujer casada, cubre su cabeza con toca marfileña. En cambio, la Virgen Niña luce su espléndida cabellera. En el suelo, junto a Santa Ana, hay un clavo donde ajustaría la cesta de labores.

En el siglo XVIII, al resurgir la devoción a Santa Ana, gustan representarla como Maestra de María. El tema iconográfico no es nuevo, pero los artistas lo repiten hasta la saciedad, sobre todo por el enorme predicamento de las Academias, que postulaban insistentemente la difusión de la ciencia y la cultura. Así, la Virgen Niña, aprendiendo a leer, amén de santificar la enseñanza y el aprendizaje, se constituye en un modelo para la sociedad del momento.

Documentalmente consta que en 1784 había tres altares en la antigua capilla de la Real Fábrica de Tabacos: el de la Virgen de los Remedios, el de la Anunciación y el de la Adoración de los Pastores. Pues bien, según las cartelas que reseñan los 160 días de indulgencia concedidos por los Arzobispos de Sevilla y Santiago de Compostela, el 22 de junio del citado año, a todas la imágenes de dicha capilla, se especifica que Santa Ana y San Joaquín formaban parte del retablo de la Anunciación de María.


página anteriorpágina principal

 

Fuente:
González Gómez, Juan Miguel y Manuel Jesús Carrasco Terriza: Escultura Mariana Onubense. Huelva, 1981, págs. 113-115
Bernales Ballesteros, Jorge: "Retablos y Esculturas", en Universidad de Sevilla. Patrimonio monumental y artístico. Sevilla. 1986, pág. 107

 
  Página personal © Alfonso Pozo Ruiz
Miembro del Comisariado del V Centenario Universidad Sevilla y autor de la sección histórica de la web institucional www.quintocentenario.us.es