8. FUNCIONAMIENTO MECÁNICO DEL OJO

8.1. La luz, tanto si procede de una fuente productora como si son rayos reflejados por diferentes materias, penetra en el ojo por la córnea (A) Esta membrana que cubre la parte delantera del ojo es transparente y actúa como una lente convexa, desviando los rayos hacia un mismo punto. Detrás de la cornea se encuentra el iris (B), que actúa como diafragma regulador, dilatándose o contrayéndose para controlar la cantidad necesaria de luz. Hay un orificio en el centro del iris que es la pupila (C), y por ella pasa la luz a un cuerpo transparente y elástico, que cambia de forma por las presiones de los músculos ciliares, llamado el cristalino (D), Esta lente de material blando permite, al agrandar o reducir su curvatura, enfocar con precisión la imagen en el fondo del ojo después de atravesar el humor vítreo.

Anatomía del globo ocular

8.2. La luz llega al fondo del ojo que es una capa sensible a la luz, que ocupa un 60% de la superficie esférica interna, y se denomina retina. Se trata de una superficie de células fotosensibles, donde las imágenes energéticas transportadas por la luz se convierten en señales de pequeños impulsos electroquímicos que, conducidas por el nervio óptico son transmitidas a la parte posterior del cerebro para su interpretación significativa. En el cerebro es donde se efectúa el "procesamiento de datos" recibidos, y se reconstruyen las señales formando imágenes identificables con el mundo exterior, complementándose aquí el acto de la visión con el no menos complejo de la percepción. Tambien en el cerebelo, siguiendo el simil del ordenador, se graba en la memoria del disco duro, a la que acudimos para el reconocimiento de datos en funciones operativas y reconocimiento de datos e imágemes de la memoria RAM.

 

                                                                                         

Volver al Indice