La Perspectiva en la Pintura Moderna. Juan Cordero

 

CLAVES PERSPECTIVAS

 

 

 

      IV.  SOMBRA

 

Luz y sombra son elementos inseparables, que expresan en pintura las formas con su volumetría. Y esta volumetría ya es una expresión perspectiva del espacio pictórico. Las sombras pueden ser propias (pegadas al cuerpo que la produce) o arrojadas (que son proyectadas rectilíneamente sobre superficies que las interceptas). Existen igualmente brillos, reflejos, penumbras y otras cualidades de las sombras que provocan efectos espaciales puramente ópticos.

 

Para el pintor la luz tiene diferentes connotaciones que para el físico. Este puede medir los valores absolutos de mayor o menor intensidad, pero el ojo del pintor ve por comparación o contraste entre las parte claras y las oscuras. No importa la intensidad absoluta de la luz, dentro de los límites de tolerancia del ojo, si se mantienen los valores relativos de proporcionalidad de luminancia, el efecto será el mismo.

 

Esta acomodación del ojo a los valores relativos hace posible hace posible que los efectos de luz y sombra de un cuadro de Monet, no sufran gran alteración al verlo en la penumbra del museo, a pleno sol o en la pantalla del ordenador.

 

Recuérdese la conocida experiencia: el carbón sobre la blanca pared del sótano, que siempre se verá negro sobre blanco; igual que cuando sacamos el carbón sobre la blanca pared de la azotea soleada. Pero en valores absolutos es más oscura la blanca pared del sótano que el negro carbón de la azotea. De modo semejante ocurre con la pantalla del ordenador, que puede producir luz, pero no puede producir el negro, por lo que, en consecuencia, los tonos de negro más intenso que vemos en la pantalla del monitor, no pasan del valor gris que tiene la pantalla apagada.

 

12. 12   12a. Braque 12a   12b. Picasso 12b

 

En la pintura moderna se suele utilizar la sombra propia sin mucho rigor naturalista, sirviendo para modelar volúmenes como se indica en el esquema ( 12 ), próxima a la manera de Braque ( 12a ) o Picasso ( 12b ); o en ( 13 ), a semejanza de las expresiones de Leger, Gromaire, Malevich, Derain, Gris, Picasso...

 

13 13  13a. Gris 13a  013b. Picasso 13b

Las sombras como remarco o ribete de las formas, arrojadas sobre las formas próximas y colindantes, como en el esquema ( 13 ) se repiten en Gris ( 13a ), Picasso ( 13b ), y  Magnelli, Nicholson, Campligli ..

014. 14  14a. Dalí 14a  14b. Tanguy 14b   14c. Chirico 14c

 

Las sombras arrojadas o proyectadas, como en el esquema ( 14 ),  las usan, sin mucho rigor, pintores como  Dalí ( 14a ), Tanguy ( 14b ), De Chirico ( 14c )...

 

 

15. 15  16. 16

 

La luz y la sombra tienen una significación capital para expresar el espacio pictórico. Pero no podemos prescindir del factor “experiencia”  que tanto incide en la formulación del espacio visual. Familiarizados con una luz que procede de arriba y oblicuamente al objeto, reconocemos los volúmenes cóncavos y convexos con facilidad. ( 15 ) Pero en el año 1786 Ritenhouse, y Oppel en 1855, agregan un nuevo factor a sus investigaciones sobre el sentido de la profundidad y el relieve, convirtiendo las formas cóncavas en convexas, al cambiar la dirección de la luz ( 16 ).