La Perspectiva en la Pintura Moderna. Juan Cordero

 

CONCLUSIÓN

 

Hemos querido mostrar, por vía de ejemplos, las peculiaridades dela perspectiva en la pintura moderna, para dejar constancia de su existencia singular, diferente a la cónica académica.

Una característica básica, al no ser una perspectiva métrica, es su imprecisión llena de subjetividades. Porque una cuestión debe quedar clara: la perspectiva del pintor no pretende ser la del constructor, que sirve, como intermediaria,  para hacer una obra final fiel al dibujo; la perspectiva del pintor es un fin en sí misma, que solo trata de satisfacer la mirada sensible del espectador del arte. 

 

Dos dificultades casi insalvables hemos encontrado al redactar estas líneas:

 

1. Que el arte no se rige por los rigores de una ciencia exacta, y, en consecuencia, los artistas y sus obras son cambiantes, esquivos a normas y principios estables que permitan su clasificación. Los medios, técnicas y sistemas perspectivos que usan en una obra pueden cambias radicalmente en otra.

 

2. La pintura moderna es lo bastante amplia y rica en obras y recursos para que se pueda abarcar en un limitado resumen. Por ello hemos seleccionado algunos artistas y unas pocas obras, como posibles ejemplos con carácter didáctico y esclarecedor de nuestra propuesta. Se trata de una perspectiva que no cuenta con el respaldo de la tradición, ni el apoyo de una enseñanza académica, basada en una ciencia tan precisa y bella como la geometría proyectiva.

Con esta breve página pensamos que hemos abierto caminos que no parecían muy frecuentados por los estudiosos de esta tradicional asignatura llamada perspectiva. Profundizando en las ideas que aquí exponemos se podrá llenar el bache con el que se encuentran los alumnos de Bellas Artes cuando se encuentra con una pintura  sin perspectiva, ¡sin la perspectiva cónica geométrica, naturalmente!

 

 

******************************