Fuentes de información para el análisis contable o financiero-introdución
INTRODUCCIÓN Última actualización: julio de 2001

El análisis contable o financiero efectuado por agentes externos se sustenta, en buena medida, en el estudio de la información contable publicada, en los informes anuales, por la propia empresa analizada (cuentas anuales, informes de auditoría y de gestión, etc.). En nuestra opinión, el conocimiento y gestión de las fuentes de información externa se revela no sólo como crucial para el desempeño correcto del análisis, sino también de la gerencia de empresas.

Puesto que el análisis financiero se caracteriza por ser un proceso de juicio crítico que, a partir de datos recogidos en diferentes fuentes, proporciona información útil para que los agentes externos (como inversores actuales o potenciales, acreedores, proveedores, clientes, trabajadores etc.) tomen decisiones, parece evidente la trascendencia que para el analista reviste el conocimiento de las fuentes que proporcionan la materia prima sobre la que despliega su actividad.

En la gerencia de empresas, la gestión (búsqueda, organización y distribución) de la información es una tarea relevante en la medida en que apoya la toma de decisiones. En este  ámbito, los datos relevantes no se limitan a los proporcionados por la Contabilidad Financiera o Analítica de la propia empresa (datos internos). Cada vez parece más necesario contar con sistemas que nos informen de la evolución de la economía o del sector, así como de la situación de clientes, proveedores o competidores. En este sentido, las fuentes que se trataran a continuación pueden constituir una parte significativa del sistema de información externa.

El sistema de información externa de una empresa (sea su cometido genérico o especializado en la evaluación de empresas) ha de ser un sistema organizado, que facilite la localización, utilización y gestión de la información. El diseño de estos sistemas implica el desarrollo de cuatro tareas:

  • Elaborar una clasificación de fuentes según algún criterio útil para su empleo previsto (en nuestro caso, el análisis financiero).

  • Identificar las relevantes.

  • Asignarlas a cada una de las categorías de la clasificación elaborada.

  • Revisar periódicamente nuestro sistema de información externa al objeto de ampliarlo, completarlo o realizar las sustituciones que se consideren pertinentes.

Para elaborar una clasificación de fuentes, por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿Qué información es útil para el análisis financiero? En general, pueden identificarse dos grandes grupos: a) información sobre la empresa que pretendemos evaluar, y b) información sobre el contexto relevante en el que desarrolla su actividad esa empresa.

Dentro del primer grupo, se consideran imprescindibles las que proporcionan las cuentas anuales, por lo que éstas constituirán nuestra primera categoría. El analista no puede ser un usuario ingenuo de información, debe evaluar la fiabilidad y validez de los datos que emplea. Por ello, la segunda categoría de nuestro sistema contendrá todas aquellas fuentes que proporcionan datos útiles para verificar la información contable o calificar el crédito que merece esta información. Siguiendo un comportamiento contable típico, se recomienda recoger en en otra categoría todas las fuentes que proporcionan información relevante sobre la empresa.

Respecto a la información sobre el contexto o sector, deben destacarse los informes sectoriales. Un informe sectorial es un documento que describe la situación actual de un sector y señala la dirección previsible de su evolución. Siempre es interesante contar con informes sectoriales, éstos familiarizan al analista con los factores relevantes y permiten estimar la situación competitiva de la empresa y la razonabilidad de las expectativas de su dirección. El resto de la información sobre el contexto o sector se incluirá  en la categoría de "otra información sobre el contexto de la empresa", en la que puede encontrarse información muy heterogénea como: estadísticas de costes, precios, producción, consumo etc.